Victoria de equipo en el Tour de Francia

dhemen-post-03-01

Un adagio popular que a veces se aplica al ciclismo dice lo siguiente: quien marca la diferencia no es la flecha, sino el arco que la lanza.

Esto sirve para explicar, por ejemplo, la imprescindible labor de equipo que hay detrás de las victorias al sprint en las grandes carreras. En ellas, los lanzadores, a falta de pocos kilómetros, montan un poderoso tren formado por cinco o seis ciclistas. El ritmo es tan alto que el pelotón rueda estirado y ningún rival puede acercarse a los primeros puestos. Los lanzadores se van retirando, uno tras otro, hasta dejar al corredor más rápido en cabeza, unos metros antes de la meta, que esprinta hasta conseguir la victoria. Y así se demuestra que el arco es tan importante, o más, que la flecha.

Por supuesto, el adagio transmite igualmente el esfuerzo colectivo que supone el diseño de un producto en Dhemen. Y el casco R10, desarrollado para Orbea, no ha sido una excepción.

Para crearlo, hubo que aunar la labor de muchas personas y distintos aspectos del diseño industrial: la estrategia, el análisis de materiales y de la competencia, el dibujo 3D, las pruebas de resistencia, la realización de los prototipos… Al igual que los ciclistas lanzan a su esprínter, en Dhemen nos pusimos a trabajar en equipo, a buen ritmo, relevándonos en el esfuerzo, para conseguir una gran victoria.

Y desde luego la hemos conseguido. El casco R10 ha estado presente este año en el Tour de France y en la Vuelta a España de la mano del equipo Cofidis. Nacer Bouhanni, uno de los mejores esprínteres del mundo, se protegió la cabeza en su lucha contra otros fieros ciclistas a 70 km/h con un casco que nosotros diseñamos aquí, en Dhemen.

Es para estar orgullosos. Y lo estamos.

dhemen-post-03-03

Compartir: